Insertar a la cotidianidad de los días el camino hacia nuestro verdadero ser.